Secciones

Archivos

Enlaces

Septiembre 2013

24/09/2013

EL GRAN CLAVO DEL PENULTIMO LARGO DE LA VIA HEIDI, EN EL AMEAL DE PABLO

ampliar
Clavo del penúltimo largo de la Heidi

Este gran clavo que parece sacado de la forja de una ventana antigua, lo saqué con la mano del penúltimo largo de la Heidi, de sus primeros aperturistas, después de haberme colgado y progresado sobre él.
Estaba emplazado justo encima de diedro ciego. Desde este seguro se accedía por terreno ya más fácil a la repisa debajo del gran techo cimero.

Lo expongo aquí para que veamos el material que utilizaban antaño. Sacaban seguros de cualquier sitio.
Durante la ascensión me encontré varios tubos huecos caseros a los que les introducían una anilla por un agujero practicado y soldada.
También algún que otro pequeño ángulo de hierro.

En fin, no les faltaba imaginación a estos osados escaladores.

Saludos. Braulio

Disminuir fuente Aumentar fuente

Visitar post
Categoría > CIRCO DE GREDOS

 
23/09/2013

PRAEMEDITATIO MALORUM - HEIDI

ampliar
Braulio en el tercer largo

AMEAL DE PABLO. Circo de Gredos

PRAEMEDITATIO MALORUM - HEIDI, 210 m (7b+/A3 – obligado7a/A3)
Abierta el 11 y 12 de julio de 2013 por Braulio Expósito, Joaquín Gracia y Alejandro Sánchez

Después de la última tentativa realizada el domingo 15 de septiembre en compañía de Samuel, en la que no pudimos encadenar el primer largo, ni salir escalando por los dos últimos largos de la Heidi, una espinita se me quedó clavada en alguna parte dentro de mí.
Algo por dentro me decía que tenía que volver pronto a intentar ese primer largo, limpiar bien con esmero el musgo del quinto largo para que futuros y potentes escaladores puedan intentar liberarlo, y sobre todo salir escalando a la cumbre por la Heidi.
Alejandro Sánchez, me llamó como de costumbre para preguntar, por los acontecimientos del fin de semana, en la primera concentración de escaladores en el Circo de Gredos.
Después de ponerle al tanto de todo lo que pude percibir, que fue muy positivo, me digo que teníamos que volver en cuanto tuviéramos una tarde y un día entero libres.
El día 23 de septiembre de 2013, a las 19.00 horas, estábamos tomando café en el bar de siempre, en Ramacastañas. Cuando nos ve aparecer el dueño, ya sabe donde vamos con solo venos la cara de felicidad de ambos.
Después de una hora de coche hasta la plataforma y dos horas de caminata, nos encontrábamos a las diez de la noche, con un bocata de jamón en la mano sentados en los poyetes del refugio Elola, donde siempre somos muy bien recibidos. Allí pasamos la noche. Nos levantamos a las seis de la mañana, desayunamos lo que nos dejaron preparados Israel y Diego del refugio y salimos dirección al Ameal de Pablo con unas ganas enormes de escalar.
La estrategia fue montar el primer largo y darle pegues hasta encadenarlo. En un tope y tres pegues ya lo habíamos encadenado los dos de primero. Los sucesivos largos hasta el quinto, puro trámite.
En el quinto subió el que escribe, en artificial, dejando limpio todo lo que se encontraba en su camino con un cepillo metálico, algo a lo que tanto está acostumbrado a hacer en la Virgen y Cadalso. (Tengo callos en las manos de tanto cepillar).
Alejandro le dio un gran pegue de segundo hasta que se le fue el pie derecho cuando iba a posicionar el izquierdo en la pared anexa al pequeño diedro que hay debajo del gran techo y que va a parar al espolón que da salida a la placa por donde va la Heidi. A partir de ahí no vio la manera de salir escalando al espolón, por lo que salió agarrándose a todo lo que pillaba.
Los siguientes largos ya estaban asignados puesto que eran de artificial sucio, por lo que me tocaron a mí. El sexto largo empieza con una fisura que se escala hasta un techo que subí en artificial ya que estaba muy sucio de musgo. Tras unos pasos en libre fácil, me posicioné en una repisa con un clavo universal en el que había atado un cordino muy viejo, justo, frente a mí, un diedro ciego ligeramente desplomado hacia la izquierda de unos seis metros, por el que no veía la manera de meterle mano para poder seguir para arriba.
Barajé varias posibilidades, una irme por la derecha por terreno algo más fácil que descarté porque no se veían donde poder asegurarme de la mierda que había y la otra salir por una placa difícil de la izquierda sin poder asegurarme hasta pasado el techo del diedro.
Resultado, pues que me armé de coraje, valor, pero sobre todo eché mano a mis Bird beaks como si fuera Billy el niño en el lejano oeste. Con un bird beak, un pequeño pitón en zeta, otro bird beak y un microfriends mal emplazado entre la pared y una laja medio suelta en el techo del final de diedro, ya había superado las dificultades en artificial. Me colgué de un gran clavo redondo que parecía sacado de una ventana vieja de forja y cuando quité peso saliendo en libre se movió, sacándolo literalmente con la mano. Como es lógico se me puso un nudo en el estómago y la garganta juntos, porque había ido retirando el material del diedro ya que iba escaso de material, sobre todo de mosquetones y todavía me quedaban metros para llegar a la reunión de debajo del gran techo. Podría haber volado casi veinte metros, pero mi ángel de la guarda estuvo muy atento aquel día.
El ultimo largo que parecía intimidar, era mucho más fácil de lo que aparentaba desde abajo. Una placa sucia de 6a+ debajo del gran techo y salida espectacular al final del mismo, nos depositaron en terreno fácil de salida a cumbre.
Fotos, abrazos, enhorabuenas y para bajo rapelando, no sin antes atascarse una de las cuerdas para dejarnos algo de mejor sabor. Alejandro subió voluntario por las cuerdas hasta arriba para desatascarlas, algo que nos llevo una hora más de retraso, mas otra media hora más por hacer la vuelta por el Pan de Azucar para ver las vías abiertas por los Trolls del Circo.
A las seis de la tarde estábamos tomando un par de cervezas en el refugio y contando nuestras anécdotas.
Dos horas más nos separaban del coche por los Barrerones.
Gran cena de plato combinado en Hoyos del Espino y a las doce en casita a aguantar los reproches.
Saludos. Braulio
Se han dejado 7 paraboles en el primer largo, 5 paraboles en el tercero y 6 paraboles en el quinto largo. Las reuniones equipadas para rapelar desde la R5 (Rápel volado de 50 metros).
MATERIAL: 1 juegos de friends hasta el uno. 1 juegos de microfriends enteros, fisureros. Si se sale por la Heidi prever dos juegos de cada, un juego de clavos, uñas y material vario de artificial. Si se quiere salir en artificial del quinto largo prever un juego de uñas. Para el A3 del sexto largo llevar un par de Bird beaks y clavos en zeta pequeños, ya que discurre por un diedro totalmente ciego imposible de flanquear si no se lleva este tipo de material.
APROXIMACIÓN: Desde la Plataforma de Hoyos del Espino subiremos hasta la Laguna Grande de Gredos y una vez allí, desde el refugio, subiremos al Ameal de Pablo por un sendero que sale destrás del mismo.
DESCENSO: Rapelando desde la cumbre por la Torre de Abi-Amir.
Hasta el quinto largo se puede rapelar, a partir de ahí hay que salir a cumbre por la vía Heidi. Los dos últimos largos son de la vía Heidi. Realizamos la segunda repetición de estos dos últimos largos desde que se abriera en los años 70.
OBSERVACIONES: La cara sur es una pared espectacular, nada que envidiar a cualquier risco de nivel de Galayos. Espera futuras liberaciones de cordadas intrépidas. El quinto largo posiblemente esté cerca del 8a en libre.

Disminuir fuente Aumentar fuente

Visitar post
Categoría > CIRCO DE GREDOS

 
14/09/2013

CIRCUS PREDATORS, 105 m, 7a o V+/A2. Punta Esperanza (Circo de Gredos)

ampliar
Punta Esperanza

PUNTA ESPERANZA - Circo de Gredos
CIRCUS PREDATORS, 105 m (7a o V+/A2).Abierta el 14 de septiembre de 2013 por Braulio Expósito y Paco, durante la primera Concentración de escaladores en el Circo de Gredos
Se ha quedado limpia. La última reunión coincide con la instalación del rápel por donde se baja.
MATERIAL: 1 juego de friends hasta el 3, medianos repetidos, 1 juego de microfriends entero, fisureros, 14 cintas.
APROXIMACIÓN: Desde la Plataforma de Hoyos del Espino subiremos hasta la Laguna Grande de Gredos y una vez allí, desde el refugio, subiremos hacia el Ameal de Pablo por un sendero que sale detrás del mismo. Cogemos la canal de Risco Moreno y al final de la misma giramos a la derecha en dirección a Punta Esperanza.
DESCENSO: Rapelando desde la cumbre.

Disminuir fuente Aumentar fuente

Visitar post
Categoría > CIRCO DE GREDOS

 
29/09/2013

ODISEA EN LA NORTE DEL PETIT MIDI. MIDI D,OSSAU

ampliar
Aproximando por la norte del Midi D´Ossau

ODISEA EN LA NORTE DEL PETIT MIDI, 730 m (7a o 6b/A2).
29 de agosto de 2013 por Braulio Expósito y Ricardo Becedas.
Los largos abiertos son los, L7, L8, L13, L14 y L15. Los demás largos había huellas de haber pasado escaladores.
MATERIAL: 2 juegos de friends enteros. 2 juegos de microfriends enteros, fisureros. Recomendable un juego de cinco o seis clavos.

APROXIMACIÓN: Desde el refugio de Pombie, subir al Collado de Peyreget, y desde aquí seguir hacia la derecha por unas lomas de hierba. Cuando empieza a pronunciarse la pendiente, localizar un pico de roca a la izquierda que nos indica el camino, el cual por una especie de viras y pedreras nos deposita en la base del Espolón Norte del Petit Pic. Desde aquí vemos perfectamente el impresionante muro de la Bellefon, Embarradere y el Espolón Noroeste. 2h.
DESCENSO: Destrepe desde la cumbre dirección Suroeste hasta un rapel. Realizar el rapel y bajar andando por la normal del Petit Midi

Fuimos a escalar el Pilar Norte del L'Embarradere y acabamos escalando la norte del Petit Midi por terreno muy precario, difícil de proteger, sinuoso y con los los largos finales muy duros y verticales.
Llegamos a una especie de anfiteatro a la izquierda del Petit Midi muy por encima de donde termina el Pilar Norte del L'Embarradere y del collado de la Fourche.
Se nos echó encima la niebla por lo que la única opción que nos quedaba era subir a la cumbre del Petit Midi flanqueando por la izquierda por una pequeña vira ascendente por terreno totalmente Virgen y bajar por la normal del Petit Midi.
Todo se desarrolló muy bien llegando a la cumbre sobre las cinco de la tarde por lo que solo nos quedaba bajar por la normal del Petit.
Cuando instalamos el rapel por la orientación correcta, unos franceses que bajaban por otro lado nos comunicaron que por allí se bajaba. Nosotros unos incautos les hicimos caso y acabamos bajando por la ratonera de la canal de la Fourche durante toda la noche por la rimaya del gran nevero de la misma.
Lo que parecía iba a ser una grata y adrenalítica escalada por la norte del Petit Midi con llegada al refugio a dormir, se convirtió en nuestro record de actividad sin parar.
Casi 27 horas sin parar de escalar y de bajar de alli con una gran niebla. Salimos a las 5.00 de la mañana del jueves y llegamos al refugio a las 7.30 del viernes.
Fuimos Ricardo y yo los que tuvimos que sacar de allí a los Franceses.
Se nos rompieron las cuerdas de los Franceses de cuajo por gran bloque que tire sin querer mientras rapelaba de primero en uno de los rapeles. Tuvimos que subir dos veces escalando a desatascar las cuerdas para poder seguir bajando, abandonamos material sobre todo cordinos, los cinco clavos que llevaba y algún que otro mosquetón viejo para reforzar los precarios rapeles del Midi.
En fin una gran aventura de la que uno aprende a desenvolverse en esas situaciones que al fin y al cabo algún día le acaban ocurriendo a todo escalador que se precie.
Así que aprendimos a tener cuidado con las opiniones que nos puedan comunicar otros escaladores y a guiarnos por nuestra intuición si sabemos que estamos en lo correcto.
Mientras bajaba desde el principio tuve la sensación de que por ahí no íbamos bien.

Disminuir fuente Aumentar fuente

Visitar post
Categoría > MIDI D,OSSAU

 


Se encontraron 4 resultados
Curriculum Blog/Noticias Agenda Fotos Contacto
contador de visitas